LA ESTRELLA DE MIS SUEÑOS

11.00

PAQUI VALENZUELA

Nací en Andalucía, concretamente en Jerez de la Frontera.

Los libros han sido siempre mi liberación, con ellos he viajado a mundos de fantasía, de terror, … Por ellos he logrado escapar de la realidad en la que vivo cada día.

Desde pequeña he usado la literatura para escribirme a mí misma el mundo con el que me enfrento cada mañana. Ese mundo, mi mundo, lo he plasmado en cuentos y poemas que duermen en libretas y cajones. En mi haber tengo tan solo algunos concursos ganados y un libro de cuentos de navidad con Nicolás Puente, que publicó PeripeciasLibros. No es mucho, pero para mí un mundo.

.

NICOLÁS PUENTE

Nací comenzada ya la madrugada de un 28 de febrero de 1963, en Dehesas, un pueblo de la provincia León, en la región del Bierzo. Acompañado desde mi infancia por la permanente presencia en el horizonte de las Medulas: Montanas heridas y horadadas por los romanos en su afán de llevarse hasta la última pepita de oro. Los prados verdes, los árboles frutales, las hortalizas, el aroma del trigo, la cebada y el centeno… Olores, sabores, sensaciones todas que ha ido formando mi sensibilidad y mantienen viva desde la lejanía la añoranza.

Con nueve años deje el pueblo y fui estudiando en varias ciudades hasta llegar a Madrid, donde acabe mis estudios.

Trabaje como docente en un Colegio durante cinco años y me vine a Alemania para hacer la tesis doctoral (no llegue a terminarla).

Aquí eche raíces y aquí sigo, frente a un ordenador con el que gano el sustento para mi familia y con el que escribo al dictado de los sueños.

Mi obra se reduce a un libro de cuentos de navidad, escrito junto con Paqui Valenzeula y publicado por PeripeciasLibros y publicado en la misma editorial un libro de poemas: “De amor, desamor y otros demonios”.

Descripción

La estrella de mis sueños, es un cuento infantil que narra la ruptura interior de una niña a la que le impiden el contacto con su abuela en el momento en que decide separarse del abuelo.
La niña, va contando sus recuerdos a una muñeca, Blanquita, y sin que se note, le va lanzando mensajes a los mayores (por supuesto ella no los entiende).
El cuento mantiene en todo momento esa perspectiva de esperanza y confianza en que un día volverán a darse un abrazo y podrán contarse todo lo que no les permitió el tiempo.
Está pensado para niños a partir de los ocho años y tendría en total 32 páginas y catorce ilustraciones más portada y contraportada.
Al final se hacen una serie de preguntas que están contestadas en el texto. El color de las preguntas coincide con el color de las repuestas. Y algunas, para contestarse, exigen ir juntando letras que están esparcidas por el texto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top
0