EL ABOGADO DEL DIABLO

18.00

Julián Fernández Cruz, es licenciado en Historia Moderna y Contemporánea, también ha estudiado psicología criminal, experimental y dactiloscopia. Ha dedicado gran parte de su vida a ayudar a los llamados “Niños de la Guerra”, que regresaron de la antigua URSS y con los que convivió en El Retorno, en la localidad de Alalpardo. Trabajó con Encarna Sánchez en 1978, en el programa Encarna de noche, pero un turbio asunto de la locutora le llevó a denunciarla, es autor entra otras obras de la BIOGRAFIAS no autorizadas de Encarna Sánchez “Ahora es mi Turno Mentirosos Sinvergüenzas, Belén Esteban “Una chica de San Blas y poco más. “Marcada por el Odio” y “La Princesa al desnudo, “Los hijos de la Posguerra”, Encarna Sánchez, “Toda la verdad” “En nombre de vuestro Dios”. El lado oscuro del Vaticano. “La hija secreta de LLuis Companys”. “Un Exilio 5 estrellas” El exilio republicano en México. “La verdadera historia de los Niños de Rusia” Nos Jodieron la Vida. El exilio de los Niños en la antigua URSS.

En la actualidad está finalizando varios proyectos los más interesantes y a punto de finalizar; “Yo fui un hijo de Puta”. Una obra por encargo basada en un hecho real. “Rey de España por la gracia del Caudillo” “20 años después” la desgarradora historia de un cooperante de médicos sin frontera al que le arrebatan su esposa y a su hijo en Vietnam.

Descripción

   Esta es la obra de un ser frio y calculador, cuya trayectoria, es un cúmulo de actos deplorables y que jamás ha sentido remordimientos por ello. El abogado del diablo, relata unos hechos ocurridos a finales de los años ochenta, dónde su protagonista, tuvo una participación directa. Jamás lo reconoció, pero su trayectoria profesional, demuestra una vez más que lo que él llama “Diario”, no es más que un cuento. Es una persona que muestra impasividad, e incluso frialdad, y siempre se distingue por su falta de empatía con los sentimientos de los demás.

   Quienes lo conocen, coinciden en que se trata de un personaje eminentemente trasgresor de las normas sociales de convivencia y que está caracterizado por su crueldad y falta de culpa en todo aquello que hace, aun teniendo conocimiento del daño que puede causar. Incluso, y así lo reflejo en esta obra, beneficiándose económicamente de muchos de sus clientes

   Manipulador y con cierto encanto personal, tiene una capacidad de juicio claro. Distingue entre el bien del mal con una inteligencia en muchas ocasiones superior a la media. Esta facultad, es la que le sirve para mentir e intentar que la realidad de los hechos pueda ser manipulada a su antojo y vendernos la historia de un abogado mentiroso. Ese es “El Abogado del Diablo”, esta es la obra de un abogado farsante y  trilero.

      Julián Fernández Cruz.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

0