LAS VÉRTEBRAS DE LA SEPIA

10.00

Es autor de los libros de poesía Balada para Helena y otros poemas (1987), Tiempos de Alucinación (1995), Paréntesis Nocturno (1997), con el que consigue el primer Premio Internacional de Poesía, y Un Mazo de Cartas Color Malva (Premio Internacional Articife de Poesía 2008).

En 1999 publica su primer libro de relatos cortos Giro Sospechoso, y en abril del mismo año le es concedido el primer premio Marco Fabio Quintillano por la novela corta El Juguete del Diablo. En junio de 2003 publica el volumen de relatos Las arrugas del tiempo y en 2017 aparece La hipérbole del maletín (Premio Internacional de Novela Breve).

Su último libro, Salvajes y peligrosos: a medio camino del infierno, es un conjunto de narraciones conectadas entre sí. La vértebra de la sepia, fue escrito entre el año 2001 y 2005.

Descripción

Los poemas incluidos en el libro Las vértebras de la sepia, se caracterizan por romper con las convenciones literarias de la propia poesía, suprimiendo la rima y la métrica, adaptando la forma al tema y desordenando los parámetros creativos; dando más valor al contenido utilizando un lenguaje altamente condensado, en el que se emplea el símbolo de la elipsis para aludir a un discurso totalmente personal sobre la soledad, el olvido, la muerte y la vida en sí misma.

De este modo el poema, en su forma física, se impone como materia palpable, una esencia que actúa como seno común y, en el centro, la perspectiva personal del recuerdo, la memoria y un futuro incierto. El verdadero drama de la obra se encuentra en la adjetivación, la percepción del paso del tiempo, el lenguaje de la angustia, sin otro interlocutor que la propia existencia, una intensidad que nace bajo el prisma del propio vacío. Nada puede resistirse al recuerdo, a la desolación venidera, al tiempo sempiterno que puntualmente nos enfrentará a nuestro propio espejo interior.

One thought on “LAS VÉRTEBRAS DE LA SEPIA

  1. Es un maravilloso libro de poemas, muy bien escrito y que sorprende a cada palabra. Es una lástima la edición pero, como se suele decir, lo importante es el contenido y no el continente. Yo aconsejo que se lo pidan directamente al autor ya que, en la página de la editorial, no se puede encontrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top
0